Inicio / Maternidad / Amamantar en pasos sencillos

Amamantar en pasos sencillos

Soluciones creativas de lactancia

La leche materna no solo es el mejor alimento: es placer, contacto, consuelo, comunicación y más. Desde el momento del nacimiento, tú y tu bebé necesitan estar juntos para que él pueda mamar durante la primera hora de vida; la primera leche, el calostro, es un concentrado de nutrientes y anticuerpos que sale en pequeña cantidad, y es todo el alimento que el bebé nacido a término, necesita recibir al nacer.

Bajada de leche

Para aliviar la congestión de los primeros días, prende al bebé al pecho muy seguido, y si es necesario, sácate leche masajeando los pechos desde la axila hacia el pezón, ayudándote previamente con paños tibios.

Libre demanda

Tu bebé necesita brazos, caricias, contacto y teta cada vez que lo pide.
No esperes a que llore para ofrecerle el pecho y amamantarlo a libre demanda las veces que quiera, el tiempo que quiera, sin horarios ni restricciones. Cuanto más succione tu bebé más leche vas a producir.

¿Un pecho o dos?

Deja que tu bebé mame todo el tiempo que desee del primer pecho, y recién cuando lo suelte, ofrécele el otro, así estará recibiendo la leche con más contenido graso que sale al final de la toma.

Posición y agarre

Dar de mamar no debería doler.
Es muy importante que el bebé esté bien prendido para que no se produzcan grietas. Cuida que la barriga de tu bebé esté pegada a tu barriga y que el bebé abra bien la boca.
El chupón no es recomendable hasta que la lactancia esté bien establecida, ya que debilita la succión del bebé y disimula el hambre.

Estirones

Los bebés tienen varios picos de crecimiento durante los cuales necesitan tomar más frecuentemente el pecho. Amamantarlo más seguido aumenta la producción láctea adaptándose a cada etapa.

Solo leche materna

Durante los primeros 6 meses de vida la leche materna es el único alimento que tu bebé necesita y la que tiene todos los nutrientes en cantidad exacta. No se debe agregar nada: ni agua, ni tés, ni jugos, ni otros alimentos.

Alimentos sólidos

Alrededor de los 6 meses es probable que tu bebé pueda sentarse solo y muestre interés por la comida, será el momento de comenzar a incorporarle alimentos sólidos.
Hasta el año, la leche materna sigue siendo el alimento principal, las comidas que se agregan no reemplazan ninguna mamada.

Después del año

Al año, el bebé ya puede comer todo y es muy bueno seguir dándole el pecho.
Además de alimentarlo y protegerlo contra muchas enfermedades, es un modo de vincularse, lo consuela cuando está enfermo o en situaciones difíciles y lo ayuda a relajarse para dormir.
Durante el segundo año de vida, la leche materna cubre el 40% de la dieta del bebé.

Destete

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda continuar con la lactancia materna más allá de los 2 años.
El destete natural es aquel que respeta los tiempos del bebé y la mamá para dejar de amamantar.
Los mellizos también pueden ser alimentados exclusivamente al pecho. Los bebés prematuros y aquellos que tienen alguna discapacidad obtienen grandes beneficios de la lactancia materna. Las mamás adoptivas también pueden amamantar.
Cuando vuelvas a trabajar puedes seguir amamantando. En nuestros grupos de apoyo de la Liga de la Leche Perú, te damos información para que te organices con la extracción y el almacenamiento, porque buscamos promover y proteger la lactancia materna, a través del apoyo de madre a madre en nuestro país y en otros 70 países, porque todas las mamás pueden amamantar.

La Liga de la Leche Perú / info@lllperu.org  / www.lllperu.org

Compartir en
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Agregue un comentario

Powered by moviekillers.com